Roscón de Reyes

Estos días vemos todas las pastelerías, panaderías y supermercados llenos de roscones de distintas clases y tamaños.
Todos los años lo compraba pero esta vez he decidido hacerlo porque no hay nada más satisfactorio que hacer tu propia repostería en casa. El resultado ha sido fantástico así que ya he decidido que no volveré a comprar roscón nunca más.


Ingredientes:


450 g de harina de fuerza
1 vaso de leche
25 g de levadura fresca de panadero
2 huevos
60 g de azúcar
la ralladura de un limón
la ralladura de una naranja
30 g de mantequilla
un chorrito de agua de azahar
una pizca de sal.
Para decorar:
azúcar humedecido
frutas escarchadas o glaseadas
almendras picadas
fideos de chocolate
1 huevo batido

Preparación:

1- Echamos el vaso de leche en un bol y lo calentamos unos segundos al microondas para que temple.
Deshacemos en el la levadura y removemos bien hasta que esté totalmente disuelta.


2- Añadimos la harina previamente tamizada y la vamos incorporando poco a poco sin dejar de remover.


3- Añadimos los huevos batidos, el azúcar, la mantequilla derretida, las ralladuras de limón y naranja, el agua de azahar y la sal.


4- Mezclamos bien. Tenemos que obtener una masa que no quede pegajosa. Si no es así añadimos un poco más de harina hasta que podamos trabajarla bien. La amasamos y la dejamos reposar tapada con film transparente engrasado en aceite durante un mínimo de 2 horas hasta que la masa duplique su tamaño.


5- Colocamos la masa en una superficie engrasada con aceite, le hacemos un agujero en el centro y le damos forma de roscón.



6- Ponemos el roscón en una bandeja de horno forrada con papel especial de horno y engrasada con mantequilla. En el centro pondremos un círculo de metal untado con aceite para que no se cierre el agujero al hornear. Lo dejamos reposar otra hora más.



7- Precalentamos el horno a 200º, pintamos el roscón con huevo batido, decoramos con las frutas, almendras, fideos de chocolate y el azúcar humedecido que habremos hecho con azúcar y unas gotas de agua y horneamos durante 20 minutos. Es importante estar pendiente que no se nos queme por arriba, para evitarlo podemos taparlo con papel de aluminio a la mitad del horneado.


8- El resultado obtenido después del horneado es fabuloso. El roscón parece comprado.
 ¡Ahora a disfrutarlo!





Como tenía antojo de uno de chocolate dividí en dos la masa y preparé otro rellenándolo con chocolate. Y está más rico todavía que el anterior!





4 comentarios:

  1. Uyyy qué ricoooooooooooooo, para el año q viene cae fijo!!!

    ResponderEliminar
  2. A CAIDO Y BUENISIMO GRACIASSSS

    ResponderEliminar
  3. Me alegro mucho. Gracias por comentar :)

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario: